Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 abril 2011

Rumi, mi riuseñor

Foto:  Nacho Vázquez: colores de primavera


En la manzana donde vivo hay muchos mirlos. Cuando empezó el calor, enloquecieron y creo me volvieron loca a mí. Pero el canto que más estoy escuchando esta primavera es del ruiseñor.

Y no es porque haya ruiseñores en mi barrio. Este ruiseñor al que yo escucho canta en mi interior.  Su voz despierta cada vez que abro las páginas del libro Rumi, the book of love: poems of ecstasy and longing, un libro del que no intentaré traducir nada y del que solamente diré que estoy absolutamente  enamorada.

¿Qué puedo hacer, oh musulmanes?, pues no me reconozco a mi mismo.
No soy cristiano, ni judío, ni mago, ni musulmán.
No soy del Este, ni del Oeste, ni de la tierra, ni del mar.
No soy de la mina de la Naturaleza, ni de los cielos giratorios.
No soy de la tierra, ni del agua, ni del aire, ni del fuego.
No soy del empíreo, ni del polvo, ni de la existencia, ni de la entidad.
No soy de India, ni de China, ni de Bulgaria, ni de Grecia.
No soy del reino de Irak, ni del país de Jurasán.
No soy de este mundo, ni del próximo, ni del Paraíso, ni del Infierno.
No soy de Adán, ni de Eva, ni del Edén, ni Rizwán.
Mi lugar es el sinlugar, mi señal es la sinseñal.
No tengo cuerpo ni alma, pues pertenezco al Alma del alma*.
He desechado la dualidad, he visto que los dos mundos son uno;
Uno busco, Uno conozco, Uno veo, Uno llamo.
Estoy embriagado con la copa del Amor, los dos mundos han desaparecido de mi vida;
no tengo otra cosa que hacer más que el jolgorio y la jarana.

Foto:  Nacho Vázquez: donde no hay camino

Fragmento extraído del libro de Yalal ud-Din Rumi, Poemas sufíes, Madrid: Hiperión, 1988. La versión es de Alberto Manzano.

De la web Conciencias sin Fronteras

* nota:  se refiere a Dios como la esencia del alma de todo cuanto existe (aclaración aportada por M. Piruz del Centro sufÌ Nematollahí)

Y tan enamorada estoy, que Silence Grove abre con este poema una sección solamente para él,  el Ruiseñor,  el que hace vibrar mi corazón y mi cuerpo entero … Ojalá os enamoréis también vosotr@s esta primavera.

Para quien quiera leer más sobre Ŷalāl al-Din Rumi, podéis encontrar excelentes artículos en La Revista Sufi.

La palabra sufismo, según la RALE significa: Doctrina mística que profesan ciertos mahometanos, principalmente en Persia.  Esta palabra aparece solamente con una acepción, lo cual es un claro indicativo de la ignorancia existente en nuestra cultura acerca su significado.

El sufismo es un camino de armonización con la Realidad Divina,  que llevan al sufí  al encuentro con la Realidad o el Amado.  Sus acompañantes son  faqr (pobre espiritual, aquél que se ha despojado de todo, internamente) zekr  (continuo recuerdo de Dios).

Y yo diría, haciéndome eco del Gran Rumi,  un sufí no es de nadie ni de nada Un verdadero sufí pertenece al Amor,  con mayúsculas.

Podéis leer una una explicación en profundidad sobre el sufismo en la página de la Orden Sufí Nematollahí

Clara Luz

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.


Anuncios

Read Full Post »

El pasado Sábado de Resurrección (Jesús por lo que parece era irreverente hasta para resucitar;  ya lo decía Juan, que lo querían matar por hacer milagros en sábado, entre otras cosas)  estuve viendo la misa que retransmitía la 2, enterita: excelente selección de textos de la Biblia junto a un magnífico comentarista, cuyo nombre desconozco.

Y una servidora, de piedra frente a la televisión sin poder despegarse de ella.

En la tradición budista hay una historia preciosa que habla de un asesino en serie, Angulimala, “el que lleva un collar de dedos”:  los de sus víctimas (aprovecho para recomendar el libro “El Buda y el terrorista” de Satish Kumar, ediciones i).

Al pobre Angulimala solamente le faltaba un dedo para completar los 100 que necesitaba para iluminarse, según le había indicado su falso maestro. Y resulta que pasaba Sakyamuni por allí, por el bosque cercano a Savatthi, donde Angulimala vivía,  y pretendía completar su collar con un dedo del Buda.

Y lo consiguió. No el dedo de Sakyamuni, sino iluminarse.

No creo que yo me iluminara ayer con la misa, pero un poco más sí me acercó a la comprensión o vislumbre de esto que llaman iluminación (ayer por primera vez sentí de verdad que las personas podemos iluminarnos;  hace no tanto tuve que plantearme que podría ser todo “un cuento chino”).

Buda Sakyamuni dando enseñanzas, Sarnath, India

Y fue a través de las palabras del arzobispo de Madrid y su cita de la respuesta que Benedicto XVI dio ayer sobre la resurrección:

Un profesor italiano le preguntó sobre la resurrección y qué significa que el cuerpo de Jesús fuera real, de carne y hueso, pero también “cuerpo glorioso”, que no tuviera las mismas características que antes.  El papa dijo que el hecho de que el sepulcro de Cristo estuviera vacío significa que Jesús no abandonó su cuerpo, que la materia está destinada a la eternidad, pero que adoptó la materia en una nueva forma de vida, más allá de las leyes de la biología, de la física y que esa es la gran promesa para todos los hombres.

Me dije … “¡Pero si es lo mismo que dicen los tibetanos de los que se iluminan!”, y me pregunté “¿Acaso están por fin compartiendo lo que saben, esta gente de Roma?”.  Luego han aparecido videos apocalípticos sobre Benedicto y su supuesta relación con el diablo y muchas noticias comentando acerca de las palabras del Papa.  Y ayer,  yo veía al Papa como la gente de Savatthti veía a Angulimala …

Benedicto XVI, entrando en un coche

Hoy, la verdad, no sé con cual de las versiones quedarme. Porque me pregunto si no son nuestras miradas las que demonizan lo que vemos.

Benedicto XVI, oficiando una misa


Si es el el malo o el bueno de la película, el Papa, francamente, no lo sé.

Lo que sí sé,  a través de algunas experiencias directas con esta entidad – o lo que sea – que llamamos el diablo, o el demonio, es que no es tan poderoso como lo pintan   Solamente hace su trabajo, dejémosle cumplir su función sin juzgar.

Que tenemos que pasar por el infierno antes de subir al cielo,  es muy cierto,  es muy real,  y aunque también lo diga Benedicto,  lo suscribo.

Pero no es necesaria la muerte física para vivir este proceso, si se comprende el significado del “infierno”.  Y precisamente ahí está la importancia de la resurrección,  y de lo que la Iglesia Católica parece ahora aceptar públicamente: no se trata de abandonar el cuerpo físico, sino de transformarlo y cito, del textoadoptó la materia en una nueva forma de vida.

Anahata: chakra de corazón


Recientemente me ha surgido la duda de si compartir únicamente las experiencias gozosas no estaría dando lugar a crear confusión acerca del tema de la evolución – llamémosla así – espiritual.  El proceso de demolición (Gunther, te copio la palabra, es tan exacta !!) es un paso imprescindible para la liberación (considero más cercano a mi experiencia hablar de liberación que de iluminación).

Guendun Rimpoché lo expresa de una forma muy bella, mucho mejor que yo, pero la “búsqueda espiritual” se resume en “no hay nada que encontrar, solamente tenemos que dejar ir lo que no conduce a la felicidad”.  Los textos budistas repiten esta idea desde un sinfin de puntos de vista diferentes.

Y para dejar ir,  tenemos que pasar por revisar nuestros contenidos, lo que llevamos en nuestro corazón: citta en sánscrito, que significa corazón-mente.  Y puedo dar testimonio de que reconocer todo aquéllo que no es “bonito” en nuestro interior es un auténtico viaje a los infiernos.

La anunciación, Fra Angélico, Museo del Prado

La buena noticia de hoy es que la Redención existe.  Esto lo puedo asegurar,  por experiencia directa de primera mano.

Clara Luz

Redención

Este hombre sabe que está muriendo.

Yace en una cama en una habitación con dos ventanas. Entre las ventanas, un tocador con un espejo en el que ya no puede mirarse.

A su derecha percibe las siluetas de tres hombres jóvenes.

Llora cuando recuerda que son sus hijos y levanta el brazo para llamarlos a su lado.

El mayor se sienta a la cabecera y le coge la mano. El mediano a los pies de la cama. El tercero escoge una silla alejada.

Está llorando porque les quiere y nunca se lo ha dicho. Siente el calor de la mano de su hijo y sonríe porque conoce el significado. Mira al que está sentado a sus pies y él le regala también una sonrisa, a la vez que toca su pie a través de la sábana.

Cuando mira al tercero, ve que en sus ojos hay fuego congelado. Este se levanta y sale de la habitación sin mirarlo.

El hombre muere con su mano izquierda entre las manos cálidas de su hijo, pero muere llorando. Y aún estaba llorando, después de muerto.

Clara Luz  15/01/2011

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

Read Full Post »

La belleza no tiene dueñ@

Pero hay personas que saben captarla con una exquisita precisión

Este es el caso de GvA, quien ha enviado esta foto.  Como la ha enviado sin palabras que la acompañen, propongo para este post que nosotr@s lo escribamos entre tod@s.

La propuesta es:  mira la foto unos segundos, cierra los ojos unos instantes, respira hondo, déjate “caer hacia tu interior” y luego abre los ojos, vuelve a mirarla y escribe LO PRIMERO QUE TE VENGA,  SIN JUICIOS: no busquemos decir algo bonito,  lo que surge espontáneamente desde el interior es lo mejor que hay para decir en este momento,  es perfecto tal como salga y llegará seguro al corazón de los que “escuchan”.  Y además a GvA le encantará saber qué impresiones causa su foto en otras personas.

Y luego por favor compártelo con los demás como comentario.

Empezaré yo la primera, a ver qué pasa …

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

Read Full Post »

Poema de Guendun Rimpoché

Foto:  Marcos: arco iris doble


La felicidad no se encuentra con esfuerzo y voluntad,
pero reside aquí, cerca, en la relajación y el abandono.
No te inquietes, nada hay que deba hacerse.
Todo lo que surge en nuestra mente carece de importancia
pues está desprovisto de toda realidad (intrínseca).
No te apegues a los pensamientos, no los juzgues, deja que
el juego de la mente se haga solo.
Elevarse y caer, sin intervenir.
Todo se desvanece y vuelve a empezar, sin cesar.
La propia búsqueda de la felicidad es lo que te impide encontrarla,
como un arco iris al que perseguimos sin nunca alcanzarlo.
Porque no existe, porque siempre ha estado ahí,
y te acompaña a cada instante.
No creas en la realidad de las cosas buenas o malas: son
semejantes arcos iris.
Queriendo atrapar lo inalcanzable, nos agotamos en vano.
Así que nos desprendemos de este apego, el espacio está ahí,
abierto, acogedor y confortable.
Disfrútalo.
No busques más.
Ya todo es tuyo.
Para qué acechar en la jungla inextricable al elefante
que permanece tranquilamente en su territorio.
Deja de hacer,
Deja de forzar,
Deja de querer.
Y todo se realizará solo,
Naturalmente.

La capacidad para estar consciente de la mente se denomina ojo de la sabiduría. Es una facultad de interiorización que nos permite ver cómo proyectamos nuestros estados mentales sobre los acontecimientos y seres exteriores.

Del libro Mahamudra: el Gran Sello o la vía del amor y la compasión, Editorial Imagina,  precioso libro que recomiendo (por cierto,  que precioso en tibetano se dice rimpoché).

Aquí un texto sobre la meditación Mahamudra, de libre distribución.

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

Read Full Post »

Viviendo “slow”

Foto: María: Lolita, la tortuga de Daniel 

En un mundo en el que todo se mueve cada vez más rápido, hablar de lentitud es ir  contra-corriente, igual que hablar de silencio en un tiempo y lugar en que cada vez se escucha menos este precioso intervalo entre sonidos.

Estos días están apareciendo bastantes posts acerca del movimiento slow (Carl Honoré. “Elogio de la lentitud”), impulsados quizás por la iniciativa de dos personas que han decidido permanecer 4o días en la cama para reivindicar un mundo con menos estrés.

La iniciativa en sí me parece curiosa y original.  Y digo esto porque estamos acostumbrad@s a expresiones mucho más ruidosas cuando se trata de mostrar públicamente nuestras frustraciones y anhelos.

Foto: VdeVivienda Madrid en Flickr

En este post de hoy  presento un texto que escribí hace unos meses y que refleja una forma de vivir, una manera de estar en la existencia, un estado de quietud interna.

Y me gustaría dejar muy claro que cuando hablo de quietud interna no estoy hablando en ningún momento de que sea necesario permanecer 40 días en la cama para sentirse así, o encerrarse 20 años a meditar en una cueva del Tíbet. Aunque sin duda en determinadas circunstancias, estas u otras formas de retiro, resultan muy útiles.

Comparto este texto porque ha surgido de una experiencia muy real y personal,  solamente para animar y dar fe de que esto existe y es posible para personas como nosotr@s, seres humanos en el más estricto y profundo significado de las palabaras. Me atrevería incluso a afirmar que está al alcance de tod@s porque es nuestro estado  natural,  aunque en estos días no sea el más común (o normal, en sentido estadístico).

Es un estado de total calma interior (silencio interior) y esta tranquilidad genera un sentimiento de felicidad, de paz, de plenitud.

Foto:  IronRodArt en Flickr

Estar en este estado no impide en absoluto mantener una vida muy activa.  Es más,  diría que permite incrementar la actividad exterior, puesto que se invierten menos recursos en sobresaltos, enfados, preocupaciones … Haces las cosas y después las olvidas y fluyes con lo siguiente que llega.

Como dice Lao Tze: Work is done, then forgotten.

Con esto no quiero decir que yo siempre me encuentre en este estado. ¡Ojalá fuera así!.

Pero sí declarar que cada vez me resulta más fácil volver a él cuando “me pierdo” en la marabunta (en su segunda acepción).

Saber esperar

Ella conoce la eternidad de cada instante. La toca con dedos largos cuando posa la taza sobre el suelo del templo.

Puede acariciarlo sin miedo  porque sus cuerpos están a la misma temperatura. La han elegido por la delicadeza con que ofrece cada gesto.

No tiene prisa porque nunca va a ninguna parte.  Al caminar, sus pies apenas rozan el suelo un segundo. Su pelo es negro y liso y su semblante plácido. Lleva una diadema ancha transparente y un vestido blanco largo y ceñido. Nunca habla pero siempre sonríe, con sus ojos y sus labios. Vive fuera del tiempo, en el momento eterno del gozo sagrado.

Es la sacerdotisa del fuego, a quien cuida como a su único hijo. Devota, silenciosa y descalza, acude a alimentarlo al caer la tarde. Él la saluda con crepitar de llamas,  junto al estanque desde el que se ve el río.

Clara Luz 15/01/2011

Foto:  Clara Luz

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.


Safe Creative #1107179695514

Read Full Post »

Aung San Suu Kyi, o La Dama, como la llaman en su país, es una mujer birmana que desprende las cualidades que me dejaron enamorada de Birmania cuando estuve allí:  amabilidad, generosidad, elegancia y una delicadeza extraordinaria en cada gesto.

Las personas que conocí saben expresar  su fuerza y sabiduría como si fueran niños.  Pero no lo son, no son ni ingenuos ni inmaduros.

La foto de la cabecera de este blog es de una pagoda que visité en ese viaje,  situada en un monasterio recóndito y que tiene la forma (que tuve que recortar) de tambor.  Cuando este tambor suene, dicen ellos – y sonará,  estoy completamente segura – habrá paz en el mundo.  Y por éso la elegí para estar aquí presidiendo este espacio.

Hay muchas cosas bellas – y no tan bellas – en mi país.  Por la noche, cuando contemplo el lago desde mi jardín, puedo ver la belleza ajironada de las casuarinas, la exuberancia tropical de los cocoteros, el desaliño exótico de los bananos y la aspereza de las alambradas de púas que se extienden a lo largo de la orilla. Y en medio de las tranquilas aguas adornadas con macizos de jacintos de agua se yergue la masa de un nuevo hotel construido pensando más en el beneficio que en la elegancia. Cuando el sol comienza a ocultarse, el cielo se tiñe de tonos anaranjados. Los birmanos definen esa hora como el momento en que lo feo se vuelve hermoso debido a que la luz dorada difunde una plácida y viva calidez de múltiples matices.


Foto:  Francisco, Shwedagon Peya, Rangún (Birmania)

Cartas desde Birmania es un libro para tener en casa. No es un libro para leer del tirón, sino para saborear y degustar con tranquilidad. Es una colección de cartas-artículos  escritas entre 1995 y 1996 para un periódico japonés.

En ellas Aung San Suu Kyi describe escenas cotidianas de la vida en Birmania, que es muy dura debido al brutal y corrupto régimen dictatorial que mantiene al país sumergido en la pobreza y el terror.

Foto:  Clara Luz, área de Mandalay (Birmania)

A pesar de sus duras circunstancias, los birmanos siempre sonríen y son amables. Esta actitud, que me impactó cuando estuve allí, es lo que rezuma el libro Cartas desde Birmania, un tesoro de letras que me permite sentirme cerca de estas personas tan queridas.

Está escrito en lenguaje a la vez poético y sencillo.  La autora describe con dureza pero sin amargura lo que vive en su día a día, mostrando  un país mágico y extraordinario en el que abunda la belleza y el deleite de todos los sentidos. Y que es muy real.

Foto:  Clara Luz, área de Mandalay (Birmania)

Birmania es un país con una larga tradición budista y este espíritu se trasluce a través de cualquiera de los artículos del libro que escojamos como lectura.

Aung San Suu Kyi nos muestra en sus escritos que practicar la generosidad y la bondad no están en absoluto reñidos con la acción en el mundo.  La defensa de la libertad y dignidad de los seres humanos no es incompatible con los valores espirituales, que son los valores humanos y no son propiedad en exclusiva de ninguna religión ni no-religión.

Este libro es para mí una fuente de disfrute y a la vez una gran enseñanza desde el corazón y para el corazón.

Foto:  Francisco, Fiesta improvisada  (Birmania)

Cartas desde Birmania, de Aung San Suu Kyi

Traducción de Juan Abeleira

Ed. CIRCE

Sobre Aung San Suu Kyi:

Biografía

Y Birmania recuperó su sonrisa

Ejemplo de lucha política no violenta

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

Read Full Post »

BLANCO

Blanco:
Blanco de nuevo, de impecable, de vacío
Ése blanco
Ese es el escritorio mental que necesita la vida
Para contarse

Negro:
Negro de oscuro, de silencio, de tranquilidad
Ese malquerido negro
Este incomprendido pasadizo de la noche
Que nos abraza, queramos o no,
A veces sintiéndonos violados por él,
Y nos lleva a cada instante hacia las entrañas infinitas y misteriosas
De donde nace la vida

Vida:
Describible sí
Explicable no
Vivible, solamente
Es todo
Contiene todo
Vomita y escupe todo
Besa, ama, se nace de sí misma
En apariencia de principio y fin
Es vida única inseparable
De su significado

Blanco refleja todas las longitudes de onda
Negro absorbe todos los colores
Blanco es fuente
Negro sumidero
¿O quizás es al revés?

Hacen el amor un día tras otro
Un segundo tras otro
Amantes insaciables
Luz y oscuridad
Blanco y negro
Yin y yang

Y ellos a cada instante engendran hijos
Incontables hijos de vida
(que pueden también algunas veces llamarse poemas)

Tenemos lo que somos,
Lo demás no es de nadie

Y tenemos todo mientras nos vivamos vida
Puesto que ella se renace incesante
A cada instante
En cada aliento de luz y oscuridad
De lleno y de vacío
Lentamente o a gran velocidad
(También ilusiones, como todo lo demás)

Eso es todo lo que tenemos y todo lo que somos:
Respiración de vida inexplicable.

Y en última instancia, tampoco nada de todo esto.

Clara Luz 10/01/2011

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

(más…)

Read Full Post »