Feeds:
Entradas
Comentarios

2015: El año de la Luz

We are the ones we have been waiting for, “Somos aquéllxs a lxs que estábamos esperando”.

Foto: Danza del Fuego, de Piedra de Agua

Foto: Danza del Fuego, Piedra de Agua

Es el último verso del Poema para las Mujeres Sudafricanas de June Jordan, poeta y activista estadounidense. Podéis leer el poema completo y encontrar información sobre ella en este blog.

En este poema habla de madres levantando sus brazos y corazones hasta las estrellas, las más lejanas, las invisibles. Ellas, las estrellas, nos envían una fuerza irreversible. Y dice que quienes se pongan en pie, cantarán y cantarán en las montañas y si es necesario, también bajo el agua.

Últimamente escucho con frecuencia a las mujeres-estrellas cantar desde lo más profundo del universo y por eso me emociona este poema, que termina recordándonos que somos nosotrxs mismxs aquéllxs a quienes estábamos esperando.

Si hay algo que te gustaría que existiera y no existe, hazlo tú. Se lo escuché decir hace poco a una persona del mundo del Software Libre.

Por otro lado, un segundo hallazgo de comienzo del año, ha sido descubrir que la comunidad científica ha declarado a 2015 como “El año Internacional de la Luz y de las tecnologías basadas en Luz”. Esto quiere decir que en numerosos países del mundo se está hablando de la Luz, escribiendo sobre la Luz, publicando fotografías con mucha Luz …

Interesante “coincidencia”, al menos para mí, que lo he sentido así desde el día uno de este 2015 (que no en vano es un año 8).

Y para terminar el mensaje sobre 2015, y prepararnos para lo que viene, os presento a alguien a quien acabo de conocer en Internet por “casualidad” también. Es un iniciado de la Kabbalah que cuelga sus clases de forma gratuita en youtube. Se llama Albert Gozlan y a principios de este Año de la Luz ha dado una conferencia sobre el Mesías en México, que os recomiendo escuchar-recibir de principio a fin, especialmente si quien está leyendo esto ahora se siente también una de esas personas a las que hemos estado esperando.

Clara Luz 88

Más allá del Terror

Más allá del terror no hay nada. No hay nada porque nada hay, excepto aquello que inventamos. Inventamos porque imputamos nombre y significado a la realidad que toscamente percibimos con los sentidos físicos.

Sentidos físicos que han sido a su vez creados por una conciencia que percibe una realidad distorsionada. Distorsionada por el velo que imperfecciona los sentidos y nos hace re-crear nuestra propia existencia condicionada.

Bucle vicioso, también descrito o llamado rueda de los samskaras: paticcasamuppada en otras culturas.

Y de nuevo las palabras, que no dejan de ser dedos que señalan …

 

VERDADES y MAPAS

Todas las palabras

Las imágenes

Las ideas

Los sentires

Que vienen sin llamarlas

A altas horas

Lunares

¿Me las invento yo?

¿De dónde salen?

¿Cómo se forma la burbuja?

Condiciones inexplicables

Tan solo palabras

Palabras enlazadas

Como el gallo el cerdo y la serpiente

La verdad se esconde detrás

Y detrás no hay nada

Solo condiciones inexplicables

De nuevo las palabras

Las hojas muertas en los árboles

El sol reflejándose en una fachada

La sonrisa del universo

Sonriéndome

A mí !!

A mí

A través de tu cara

Escondidos enlazados anidados

– Prisioneros quizás,

O solamente ilusión? –

Los unos en los otros

Como el cerdo atrapa al gallo

Y el gallo a la serpiente

Y la serpiente atrapa al cerdo

Así nuestros corazones

Y nuestros miedos

Se muerden la cola los unos a los otros

Y centrifugamos a gran velocidad

O mojamos despacio

La colada

Aurum, argentum, mercurius …

Todo son mapas

Las palabras, las ideas, los símbolos

Delimitando significados

Reflejando verdades

Como pompas de jabón

En el espacio donde Luz y Oscuridad

Inseparables

Bailando infinitas

Se aman.

Clara Luz 12-01-2011

 

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Para reproducir fotos, o textos enviados por otros autores, por favor poneos en contacto con los autores de las mismas.  Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

Cosecha de verano

Hace un par de meses estuve escuchando los videos de Paloma Cabadas en yutube, los del poder de la Tierra. Ella habla ultimamente del amor y del amor que la Tierra nos está ofreciendo continuamente, que recibimos si nos abrimos y escuchamos-sentimos (a veces es difícil identificar los sentidos internos).

La Tierra no es un conjunto de cosas, sino un ser vivo completo (a su vez formado por una multitud de seres vivos diversos, como nuestro cuerpo).  No soy la única ni la primera en descubrirlo.

Este verano he pasado mucho tiempo escuchando-sintiendo a este ser en un lugar que todavía conserva mucho de su naturaleza virgen. Este lugar no es un frondoso bosque ni un exótico paraje pradisíaco.  He recibido muchos regalos en forma de experiencia y comprensión.

He experimentado de forma muy lúcida que “yo no soy mi mente” y también que “yo no soy mis emociones”.

Es una experiencia muy prosaica, desprovista por completo de “fuegos artificiales” y visiones del más allá. Por el contrario, me ha puesto más en contacto con el “más aquí”.

A partir de la observación de lo que hay, mi mente planifica, construye, ve … Pero luego son las manos, las piernas y esa misma mente que planificó,  las que tienen que poner en marcha esos planes, esos proyectos, y llevarlos a cabo.

Sí, es exactamente lo mismo que sucede cuando te echas una mochila a la espalda y decides recorrer 700 km a pie.

Y resulta que me canso, tengo sed, tengo hambre, hace demasiado calor, se me enganchan las zarzas, o no estoy en el estado de ánimo adecuado.

La distancia entre lo que la mente planifica en unos minutos y lo que yo realmente hago es tan grande que me deprime. Y ahí es donde comprendo que yo no soy mi mente. Yo soy como el avellano que hay en la finca (que llevaba unos años abandonada):  un ser en unas condiciones que da lo mejor de sí en sus circunstancias. Y la herramienta de que dispongo para mejorar mis condiciones soy yo misma también.

Mi mente puede crear una nueva realidad para mí,  pero luego yo tengo que manifestarla.  Y eso lleva consigo despejar los obstáculos (quitarme de encima las zarzas) , alimentar las acciones y actitudes que favorecen ese cambio (abonar la tierra), permitir que mis emociones se expresen sin juzgarlas ni quedarme enganchada en ellas (regar para no morir abrasada en el caluroso verano), y esperar.

Esperar a que sigan desarrollándose las raíces desde las cuales crece el árbol.  Saber que este año ya he dado los frutos que he podido con las condiciones que había y sentirme feliz por ello en lugar de compararlo con las fantasías de mi mente. Reconocer lo avanzado en lugar de compararlo con lo que la mente tenía proyectado.

Este es el amor que yo he recibido,  un amor que me ha ayudado a caminar en el terreno de la humildad y la compasión.  Compasíón por mí misma, que es por donde todo empieza y todo termina,  pasando por el resto del universo en el camino.

Os dejo el poema,  posiblemente es el único poema de este verano.

Clara Luz

Cosecha de verano

El viento levanta una polvareda en la explanada. Finales de agosto, la tierra convertida en ceniza.

¿Crecerá más rápido el manzano si le estiro de las hojas?

Admiro al avellano que ofrece su única avellana de este año. No me sucede enfadarme con él porque no da más.

Las zarzas se lo comían y apenas le llegaba el agua. Sus hojas verdes nuevas refrescan la tórrida tarde.

Cada gota de agua usada en la casa es acumulada en el día para regarlo al caer el sol.

La ternura que me inspira el avellano no surge tan fácilmente por mí ni por quien tengo a lado.

Clara Luz,  Manomortero  22/08 /2012

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Para reproducir fotos, o textos enviados por otros autores, por favor poneos en contacto con los autores de las mismas.  Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

Es el nombre que se le daba al hoy llamado Camino de Santiago (camino francés, el más conocido, porque existen muchos, en realidad, infinitos).

Aunque antiguamente su trazado iba más alto y más al norte, incluso hoy en día sigue prácticamente a la perfección el paralelo 42.

Se le llamaba Camino de las Estrellas porque siguiéndolo tenemos la sensación de ir caminando bajo la Vía Láctea todo el tiempo.

En el año 2009 me tomé 40 días de vacaciones para recorrer a pie la ruta entre Roncesvalles (Navarra) y Finisterre ( La Coruña). Recorrí más de 600 km con una mochila de 3,5 kg a la espalda. Es una de las experiencias más hermosas que he vivido.

¿Y por qué lo cuento ahora, tres años después? ¿Por qué escribo ahora acerca de aquél viaje?

Porque hoy he comprendido, hoy he visto asomar el brote de la semilla que quedó sembrada hace tres años.

Dicen que cuando vuelves de Santiago (o Finisterre, hay varias versiones) eres otra persona, has iniciado una nueva vida. Dicen que es un camino iniciático.

Yo me lo pasé muy bien. Fue duro físicamente, pero mucho menos de lo que esperaba.

Lo más duro de todo fue tener que volverme antes de llegar a Santiago o a Finisterre.

Recuerdo que en mi último día comí con una parejita joven que acababa de incorporarse, en un pueblo de Galicia, pasado el Cebreiro.

Me preguntaron por qué había empezado en Roncesvalles (cuando todas las guías indican como primera etapa la de San Jean de Pied de Port a Roncesvalles)  y querían saber dónde empezaba “realmente” el camino y dónde terminaba.

Yo contesté que el camino empieza donde tú lo empieces y termina donde tú lo termines.

Pero aún así, esa espinita de no haber llegado ni a Santiago ni a Finisterre (como era mi plan) seguía doliendo.

Sin embargo, en estos tres años, cuando pensaba en ir a “terminarlo”, algo en mi interior me decía que esperara, que no era el momento.

Aquél verano recuerdo que me propuse caminar el camino con mis pies y no con mi mente.  La mente proyecta, planifica, calcula … Los pies solamente caminan. El cuerpo respira, suda, come, orina …

Hubo un punto en que mi cuerpo me dijo “stop”. Y no fueron mis pies ni mis piernas, que son los que suelen dar problemas, sino algo que temía pero esperaba no me sucediera: un excesivo sangrado con mi regla, que se adelantó. Ahí mi mente tuvo que agachar las orejas y ser fiel a su promesa de escuchar al cuerpo y no empeñarse en hacer nada que lo pudiera dañar o llevar a un sobre-esfuerzo.

Me costó tomar aquélla decisión, porque aunque creamos que no estamos buscando nada, que simplemente caminamos por el placer de caminar, que estamos viviendo eso de “se hace camino al andar”, no es del todo verdad.  

Había un objetivo, una meta, un “final oficial” del camino y como no llegué habia también un sentimiento de fracaso, muy velado.

Hoy es mi primer día de vacaciones de este verano. Estaba sentada en la terraza, sintiendo el viento aún fresco de la mañana, fumando un cigarrito y dándome cuenta de que tengo por delante un mes de vacaciones y no tengo ni un solo plan para este mes, excepto descansar y estar en paz conmigo misma.

En un instante, volvió el sentimiento que tenía cuando comencé mi camino un 25 de julio de 2009 en Roncesvalles. El sentimiento de que cada mañana estáis tú y la vida, tus pies y el camino y todo lo que desconcoes y que te vas a encontrar conforme camines.

Sentí lo mismo que cuando preparaba la mochila: hay que llevar la mínima carga posible, lo justo para poder sobrevivir y ni un gramo más. Recuperé el sentimiento de libertad, de anchura del mundo, la emoción de estar viva, la sensación de aventura …

Llevaba una mini-guía con información de etapas difíciles y alojamientos de todo el recorrido, que conseguí resumir en 8 hojas de A4 de 60 g. Porque la cantidad de información realmente útil que necesitamos para sobrevivir es mínima.

Y sentí que he vuelto a empezar el camino, pero hoy empiezo donde estoy sin tener que desplazarme a ningún otro lugar. Siento el espíritu del camino como lo sentí hace tres años, tan amorosamente presente y acompañándome desde mis primeros pasos por los frondosos bosques navarros.

Hoy sé que el camino fue una práctica de laboratorio para mi vida. Se ve que no soy muy buena estudiante porque he tardado tres años en aprobar …

El camino de las estrellas empieza hoy, sea cual sea el día de hoy. Empieza donde estás y termina donde llegas. Porque el camino está en ti, en cada uno de nostros.

Esto no son meras palabras, esto es una realidad, una verdad que he empezado a vivir conscientemente hoy. Espero que la experiencia de hace tres años me sirva de guía para no caer en las mismas trampas en que caí entonces. Y si repito, que no es improbable dada mi condición humana, espero salir antes de ellas.

Buen verano para todos y todas. Muchos presentimos que es un verano importante, interesante, apasionante y quizás, también, nos haga sudar un poquito.

Os diré que andar con la ropa chorreando de sudor durante horas tampoco es tan desagradable como parece. Y cuando te duchas y te cambias, sientes que has llegado al cielo.

Así, cada día.

Bendiciones,

Clara

Ayer recibí este ejemplo práctico y real de aplicación del diálogo con los personajes / objetos de nuestros sueños.  

Muchas gracias por tu generosidad Wallie. Yo tengo pendiente una conversación con un almohadón y unos payasos, en cuanto lo haga lo posteo también.

Esperando que sea de utilidad y anime a más personas.

Clara

10 de agosto 2011

Me acuesto durmiendo del  lado izquierdo. No suelo dormir en esa posición.  Tengo una venda en el pie que me puso el fisioterapeuta, me duele. Siento tristeza pero no sé de donde viene.

Me duermo.

Sueño que alguien nos ha secuestrado en nuestra propia casa. Los secuestradores son una pareja, hombre y mujer. Yo cierro la puerta corriendo con llave, para que no entren, pero no sirve de nada pues tienen tomadas otras zonas de la casa… No hay mucha violencia pero si una sensación de forcejeo.

Proceso dialogo con los personajes del Sueño:

 (Yo): Quiero hablar con los secuestradores que toman control de la casa. ¿Quiénes sois, qué representáis?

(Secuestradores): Somos los que venimos a tomar la posición de control ahora que tu te sumerges en la depresión. Somos los que estamos en control mientras tu te permites a ti misma deslizarte en la espiral de la apatía y la tristeza. Está bien, si quieres hacer eso, pero no es una elección sabia, así que nosotros tomamos el relevo y el control.

(Yo): Está bien. Reconozco ese patrón en mi. Ayer en la piscina me sentía como dormida, sin conciencia…deslizándome por ese estado apático que describís. Os pregunto. ¿Hay alguien que debería estar en control o al mando del sistema llamado “Wallie”?

(Secuestradores): Si. Siempre. Quien sea que es, determina el resultado de tu experiencia.

 (Yo): Así que el controlador más elevado que hay para mi sistema es…?

(Secuestradores): El UNO, la Fuente.

(Yo): Ahá. ¿Y quienes sois vosotros con respecto a la fuente?

(Secuestradores): Sus sirvientes. Pero no estaremos haciendo esto por mucho tiempo, pues no es la misión de este sistema (Wallie) el hundirse en la depresión. La misión de este sistema es estar disfrutando de la vida y ser feliz.

(Yo):  ¿Acaso no es el caer en la depresión una expresión de la Alegría?

(Secuestradores): Si pero no es lo que está planeado. Así que entre tanto,  tomamos el poder o comando temporalmente.

(Yo): de acuerdo. ¿Algún consejo que me queráis dar?

(Secuestradores): Que transites por esta experiencia apática y retomes el control.

(Yo): Ok. Gracias.

Making_Tracks, Yindiartz

Hoy recibimos en el bosque una visita muy especial,  la de Wallie, una intrépida viajera del cosmos, que es también colaboradora del Liberacionahora.

Yo tenía en mente abrir una sección sobre sueños, para compartir esos sueños que nos llaman la atención. Siempre me ha fascinado el mundo de los sueños y el potencial sanador que ofrecen. Se lo conté y me explicó una técnica que ella utiliza para dialogar con los personajes y objetos de sus sueños y le pedí que escribiera un texto para postearlo y compartirlo.

Por favor animaos a probar, yo lo he hecho y es sencillo y muy poderoso. Wallie estará encantada de responder a vuestras preguntas y comentarios, públicamente a través del blog o en privado (purapresencia@gmail.com).

Gracias, Wallie, por tu presencia y por tu generosidad,

Clara

Pieces-of-Me_lr, Yindiartz

(a continuación el texto de Wallie)

Si algo me ha enseñado la cultura indígena de la Tierra es que todo, absolutamente todo tiene vida y es suceptible de comunicarse con nosotros. Uno de los grandes males que asolan al hombre moderno es el hecho de haberse desconectado del río de la vida y de haber cortado la comunicación con todo lo que vive. Por ello, en ese estado de separación, surge el miedo a la Naturaleza, tan presente en las culturas urbanas y ese miedo, bien sabido es que nos causa el deseo de agredir y aniquilar aquello que desconocemos.

Esta situación no es sino un reflejo de lo que sucede en nuestra Naturaleza interna, nuestros bosques y ríos internos, el mapa de nuestra psique con todos sus personajes, que desconocemos e ignoramos y peor aún, tememos con auténtico pavor. Hemos dejado de comunicarnos con nuestras esferas internas, de dar voz a esos movimientos de emociones, pensamientos,  subpersonalidades, formas arquetípicas, energías, tendencias, condicionantes que configuran un aspecto de quien somos. Ignorando estas formas y el hecho de que viven a través nuestro y a pesar nuestro, nos colocamos internamente en un estado de ceguera y sordo mudez que nos discapacitan. A menos que restablezcamos la conexión y el diálogo pacífico no lograremos crear en nosotros el espacio de paz y quietud que nos permitirá posicionarnos internamente en el asiento de la Conciencia, del Yo consciente, en lugar de dejar que otras fuerzas ocupen ese asiento de mando interno.

Una forma de comenzar el diálogo es hacerlo con nuestro Inconsciente, muy abierto precisamente a entablar una conversación con nosotros, pues de hecho, lo hace cada noche cuando nos susurra, en sueños, aquello que cree conveniente que sepamos.

Follow-the-yellow-brick-road_lr, Yindiartz

Método:

Cuando amanezcamos y recordemos nuestros sueños, podemos coger lápiz y papel y escribir en forma resumida el sueño que tuvimos, incluyendo personajes, objetos, acción, pensamientos y emociones. Una vez localizadas las claves, podemos proceder a entablar un dialogo con uno de los personajes del sueño, un objeto, una situación o incluso con el Tejedor de sueños, aquella parte de nuestro inconsciente que es el guionista del sueño. Cada parte nos proporcionará una clave no exhaustiva de la naturaleza de nuestro sueño. Nos aportará un ángulo de visión, como una faceta de diamante. Sólo el Tejedor nos aportará la visión del Aguila,  la visión más elevada de la totalidad de su obra. Por ello es más interesante comenzar por descubrir las partes para luego acudir al guionista si nos encontramos perdidos y sin saber encontrar el sentido global a nuestro sueño.

Con el fin de entablar el diálogo, nos relajaremos, colocaremos nuestra mente a ser posible en blanco, en un estado receptivo de espera, sin juzgar, dudar o filtrar la información que nos llega, aceptando lo que nos viene. Cuando afloren las primeras palabras las escribiremos y seguiremos una pauta de pregunta-respuesta hasta que consideremos que hemos recibido el mensaje que tiene ese personaje para nosotros. Una sensación interna de apertura, de sorpresa o de curiosidad satisfecha, un “aha” nos darán la pista de que hemos encontrado el significado oculto del sueño.

Turtles_II, Yindiartz

Un dialogo con un personaje puede producirse de este modo:

(Yo, el soñador): Quiero hablar con la silla de mi sueño, aquella que se rompe en mil pedazos.

(Silla): Aquí estoy, ¿qué quieres saber?

(YO): Qué representas?

(Silla): Soy el aspecto de ti que desea acomodarse y no moverse. Esa parte de ti que busca asentarse y dejar de buscar.

(YO): ¿qué me quieres decir cuando te rompes en mil pedazos?

(Silla): te invito a que sigas caminando, a que no te detengas o te paralizarás. Buscas la comodidad en estos momentos y ella no es para ti. Has de caminar, literal y figurativamente. La silla se rompe, yo me rompo en mil pedazos para que puedas levantarte y seguir tu camino.

(YO): gracias por tu mensaje, tienes algo más que decirme?

Silla: Todo está bien. No te sientas culpable.

(Yo): Gracias silla.

Fin del diálogo.

En este caso la silla comunica con claridad su mensaje. Hay ocasiones que debido a nuestras resistencias internas, el mensaje es más difícil de captar y por ello podemos recurrir al Tejedor de Sueños que maneja el significado total del sueño que nos quiere transmitir y tiene una visión más elevada y global que la silla por ejemplo. Un posible diálogo con el Tejedor podría producirse así:

(YO): Tejedor de Sueños, no entiendo el sueño que he tenido esta mañana ni en qué modo está conectado con mi vida cotidiana.

(Tejedor): la razón por la que no entiendes el sueño es porque te niegas a explorar otras formas de entender tu vida. Si pudieras escuchar lo que te digo, verías que se abren ante ti nuevos horizontes que puedes recorrer gracias  a las herramientas que has ido cosechando en los últimos meses.Has realizado estudios de psicología y coaching y sin embargo te resistes a utilizarlos como medio de vida. ¿Por cuento tiempo más vas a procastinar tus posibilidades?

La silla se rompe para que te des cuenta de que ahora es el momento de caminar y no de sentarte sobre tu pasado. Los mil pedazos representan la fragmentación de tu energía cuando tu intención se debilita debido a tus miedos y tus dudas. Déjame que te guie en sueños…Ábrete a concebirte a ti misma como un ser fuerte, responsable, capaz.

(YO): Gracias.

Por experiencia personal el diálogo con el Tejedor, los personajes y objetos del sueño produce una serie de información a la que nuestro consciente no tiene acceso de forma clara. Abrir el diálogo practicando una forma de escritura automática sin dejarnos tiempo de filtrar la información y juzgarla o censurarla, nos ayuda a descubrir lo que subyace bajo el nivel de nuestro consciente. Quizás nos sorprenderemos al descubrir cómo personajes de sueño parecen conocernos mucho más de lo que hacemos (de lo que hace nuestra parte consciente).

Nuestro Inconsciente es muy receptivo a todos nuestros intentos de dialogar e irá mejorando la calidad de sus mensajes conforme vea que nos abrimos a explorar su significado. Es posible que tengamos sueños de tipo lúcidos en los que dialogamos con nuestra psique de una forma más y más consciente.

El resultado de esta creciente comunicación es que nuestra psique podrá transmitirnos aquello que necesita comunicar para asegurar que mantenemos nuestro equilibrio y armonía internas y recurrirá cada vez menos a otras medidas más drásticas para hacernos llegar su mensaje.

The-Long-And-Winding-Road, Yindiartz

Igualmente con el tiempo y nuestra actitud, podremos desarrollar el Yo consciente, esa parte de nosotros que todo lo abraza y sin embargo no se identifica con ninguna subpersonalidad o sub aspecto de la psique, la parte que es nuestro adulto interno y que ha de ocupar el sillón del mando en ese espacio interior que nos configura. Con ello, podremos tomar conciencia de cuando somos presas y nos sentimos poseídas por condicionantes, sub personalidades, modos de ser que ejercen su influencia y dominación arrebatando ese espacio que normalmente debería ocupar la parte consciente de nosotros. Con ello, seremos cada vez menos víctimas de esos condicionantes internos y podremos disfrutar de mayor bienestar y lucidez internos.

Es una práctica que requiere de constancia y apertura de mente, corazón y espíritu para poder recibir los mensajes que nuestra psique tiene para nosotros. Comenzar el diálogo es una señal que enviamos a nuestro mundo interno de que estamos preparados para volver a casa y dialogar. Los árboles de nuestro bosque interno, nos acogerán sonriendo.

Walliepurapresencia@gmail.com

Cualquier poema o texto del blog pueden ser reproducidos libremente en otro blog siempre que se mencione explícitamente la autoría del texto y se acompañe de un link a Silence Grove. Para reproducir fotos, o textos enviados por otros autores, por favor poneos en contacto con los autores de las mismos.  Construyamos un mundo más seguro entre tod@s, gracias.

Hace ya un tiempo,  Agustín del Pino Valero me envió una obra de teatro en verso que escribió hace unos años. Se titula De Marina a Paula y viceversa.

La obra completa ocupa 90 páginas, y es imposible de reproducir en un blog. Os dejo un pequeño extracto y si queréis saber más o leer más, podéis escribir a Agustín (agustin.pinovalero@gmail.com).

Espero que disfrutéis del incansable humor de Agustín.

Clara

Paula (a Marina):  El enano se calienta.

Marina (a Paula):  Da mal rollo su discurso.

Individuo 4:  Subido a un acantilado

citado como Moisés

en lo alto del Sinaí

quieto esperaba allí

la divina intervención

un joven desconsolado

por no haber encontrado

respuestas ni orientación.

Abajo un camino había

por el que gente pasó.

No viendo desde su punto,

sólo las voces oía

y muerto de insolación

jugó la alucinación.

Erguido e iluminado

las voces interpretó

ser del mismísimo Dios.

Metido en su papel,

pues siempre había creído

que su misión en el mundo

era el completo saber,

tres cuestiones formuló

lanzando al angosto valle

su voz de interrogación.

El eco de las respuestas

deformaba el sonido

siendo por él percibido

según su imaginación.

Comparando las versiones

del mozo y aquella gente,

dos curas, al parecer,

que iban a rescatarle,

alertados por vecinos

que temían lo peor

pues venían observando

del joven extrañas formas,

esto fue lo que ocurrió:

Joven: ¡Señor dime! ¿Quiénes somos?

Cura: ¡Somos ánimas del clero!

Lo que el joven entendió: ¡Sois animales en celo!

Joven: ¡Dime!¿De dónde venimos?

Cura: ¡De impartir confesión!

Lo que el joven entendió: ¡De sufrir calentón!

Joven: ¡Y entonces…!¿A dónde vamos?

Cura: ¡A salvar a un mozalbete!

Lo que el joven entendió: ¡A echar un buen polvete!

Joven: ¡Gracias Señor por mostrarme

la plena sabiduría

en este cálido día!

Bajito: ¿No ha entendido qué le he dicho?

No interrogue, no pregunte,

ni discrepe, piense o juzgue.

Yo soy grande e incomprendido

poeta, atleta, pensador

visionario, historiador,

lo que se dice un genio.

Individuo 4: ¿Y de postre?

(Se ríen todos.)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.